Esta sección de nuestra página está elaborada, a priori, por dos motivos: el primero hacer honor a la más que posible realidad sobre la creación del Tarot, el cual sería una herramienta más de iniciación e iluminación interior, mostrando todas las etapas de la vida y la forma de afrontarlas, que como oráculo adivinatorio. La segunda proporcionarte algún consejo basado en el significado filosófico y esotérico de la carta, para afrontar alguna situación diaria o quizá cambiarte el punto de vista emocional que tienes en este momento para toda la semana. De este modo ofrecemos otro buen uso del Tarot para todas aquellas personas que necesiten este punto de vista.

Hoy hemos sacado la carta de El Mago. Esta carta nos habla del “poder de creación” que todos/as tenemos dentro, que forma parte de nosotros. A veces, el día a día más o menos complicado nos hace olvidar toda esa facilidad que teníamos para tener una idea, elaborarla o llevarla a cabo y ver la materialización de lo que habíamos creado en nuestra mente, pero usando una energía tan importante como cualquier otra: la emoción que nos proporcionaba la fe en lo que hacíamos. Esa es la motivación más grande que podemos tener, y la que nos empuja hacia esa faceta creativa de la que hablábamos.

Todos tenemos el potencial de crear, de hacer cosas que nos llenen y que además podamos usar para nuestro día a día. No tienen que ser creaciones materiales; pueden ser ideas innovadoras, acciones que dejen huella en quien te rodea… Libérate y crea.

¿Y cómo usar la carta del día? Bueno, si tienes una baraja de cartas del Tarot, separa los arcanos mayores y coge sólo esa carta. Unos minutos al día, las veces que puedas, observa ese arcano en su totalidad e intenta durante esos minutos vaciar tu mente. De ese modo tu subconsciente encontrará esos elementos y colores que propiciarán ese estado mental que sugiere el arcano, pudiendo por tanto el potencial que activa en tu ser. Fácil, y “mágico”.